Escudo de Navarro Vereterra

El linaje procede del Roncal (Navarra), la labra del escudo de armas se relaciona con el Palacio de Acebedo en Hoznayo, la principal obra clasicista de la comarca diseñada por Juan de Naveda.

El escudo partido en dos:

1)En jefe ondas y una argolla de la que pende la cadena que sujeta cabeza de moro cercenada; en punta puente y ondas de río.

2) Dos árboles sobre rocas. Bordura cargada de ocho luceros de ocho puntas. Son estas las armas del apellido Vereterra.


La casona de Navarro Vereterra del siglo XVI, forma parte de un conjunto, formado por el puente, el río, el antiguo embarcadero y el arbolado. Todo el conjunto es gran valor cultural por su importancia histórico-artística pero también por su paisaje natural.

Miguel Navarro Vereterra fue paje del último rey de Navarra, Juan III pero hubo de salir de la Corte por algún enfrentamiento, fundando la casa de Puente Agüero. Hay una leyenda que dice que un caballero de este linaje, mató en el año 785 al Rey de Córdoba Abderramán, cuando este pretendía cruzar hacia la provincia Septimania o Galia Gótica.

Escudo de Navarro Verterra. Puente Agüero.

Escudo de Navarro Verterra. Puente Agüero.

Palacio Acebedo Hoznayo

Escudo del Palacio de los Acebedo

HOZNAYO, Entrambasaguas

Aparece citado como alcalde del concejo de Entrambasaguas en 1487 * vecino de Puente Agüero. También fue Justicia Mayor de Trasmiera.

*Archivo General de Simancas, Registro General del Sello, vol, V, fols. 51,113,178; y vol. XIII, fol, 169.

A principios del siglo XX la casa se vendió al desaparecer los mayorazgos. Parece que la adquirió un indiano, abriendo una balconada lateral, acceso con puerta corredera, etc. No se sabe quien era pero se tiene la sospecha de que fuera Manuel Soto, por un artículo El Eco de Santoña del 8 de enero de 1893 donde explica que un indiano de Puente Agüero que estaba en Cuba, mandó dinero para una colecta de las víctimas de un naufragio.

Desde la Fundación queremos agradecer a Don Emilio Trueba su colaboración y dedicación. ¡Gracias por contagiarnos de pasión!