RETABLOS DE LA IGLESIA DE SAN VICENTE MÁRTIR EN GÜEMES

IMG_1456.jpeg

Retablo de la virgen del carmen

Es de estilo rococó construido el año 1721 por Domingo de Monasterio Cueto, hijo de Andrés de Monasterio.

En el acta de defunción del licenciado Domingo de Villanueva, cura de Güemes, año 1721 se describe que su deseo era la construcción de un retablo bajo la advocación de la Virgen del Rosario, y que éste, fuera realizado por el ensamblador Domingo de Monasterio.

inscripcion.jpg



En las inscripciones se puede leer: «este retablo dio de limosna el Lizenciado Domingo de Villanueva en 1721» y en la parte inferior: «se doro este retablo a devoción de bienhechores de este pueblo año…». Las imágenes que tiene el retablo son modernas por eso aparece la Virgen del Carmen y no la del Rosario.

IMG_1455.jpeg

Retablo lateral

e0529bf1-502d-4d36-914a-82a33bcee5b0.jpg

Retablo Mayor

La Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir esta ubicada en la localidad de Güemes en el municipio de Bareyo. Se conoce su existencia desde el año 1804, su origen se remonta a un antiguo monasterio medieval dedicado a San Vicente Mártir, se cree que se fundo en el año 750. Fué obra de la Casa de Güemes, que tuvo su patronato hasta el siglo XIX, más tarde paso a convertirse en iglesia parroquial.

La obra del retablo mayor de la iglesia se adjudicó en 1677 a Andrés de Monasterio Bárcena, famoso escultor de Güemes, se colocaron en él las esculturas de San Vicente, San Pedro y San Pablo, y las de Cristo Crucificado, Nuestra Señora y San Juan. Hoy ha perdido su imaginería original. Tiene una planta ligeramente ochavada, en el banco se disponen cuatro cartelas cactiformes apeando columnas salomónicas de cinco espiras, de las primeras empleadas en Cantabria.