Dentro del municipio de Limpias se encuentra la villa de Seña. En ella se encuentra la iglesia parroquial de San Pedro, construida entre los siglos XVI y XVII. De planta rectangular, consta de una sola nave, con ábside poligonal y torre. El primer tramo de la nave se encuentra abovedado mientras que el resto tiene una cubierta de madera. La torre es de fabricación posterior a la nave, esta rematada por pináculos en sus esquinas y pináculos en sus caras.

Iglesia parroquial de San Pedro, Seña en Limpias

Iglesia parroquial de San Pedro, Seña en Limpias

 Restauración del retablo del lado del Evangelio

La Fundación trabaja en la actualidad en la restauración del retablo del lado del Evangelio, también destacable. Es del siglo XVII, la documentación, A.H. R.C. Seec. C.E.M. SEÑA Parroquia de San Pedro. Libro de fabrica 3, fol.12, explica que el retablo se trajo desde Laredo, donde debía residir por entonces el ensamblador, en la actualidad no existe en Seña ningún retablo bajo la advocación de San Sebastián. En algunos escritos aparece relatado como una imagen moderna de Nuestra Señora del Rosario pudo sustituir a San Sebastián pero tampoco se conserva.

El otro retablo mencionado, llamado de La Visitación, intuimos que debía estar en lado de las Epístola pero tampoco se conserva.

Rodrigo de Los Corrales (ensamblador)

Arquitecto natural de Noja, (nacido entre 1570 y 1580). Podría ser hijo del cantero García de Los Corrales, denota un profundo conocimiento de los retablos encontrados en Valladolid, así que, parece que pudo formarse allí. Regreso a Cantabria en 1602, Rodrigo de los Corrales se encarga de las obras de ensamblaje. En 1615 una vez finalizados los encargos de Laredo, Ajo y San Mamés de Meruelo, comienza el Retablo de San Sebastián de la iglesia parroquial de San Pedro de Seña (imagen de San Sebastián no conservada en la actualidad).


 

En las fotografías, se muestran los trabajos de restauración en el retablo lateral. Se encuentra en un lamentable estado de conservación debido a las condiciones del templo. Al desmontar el retablo, encontramos que la pared filtra agua y lo más interesante es que convivía con un árbol vivo, como muestran las fotografías. No fue este el único ser vivo que encontramos, también una colonia de habitantes nada recomendable vivían en su interior.

Retablo mayor de la iglesia de San Pedro en Seña, Limpias

Retablo mayor de la iglesia de San Pedro en Seña, Limpias